La vaca de María Ester

La vaca de María Ester era una vaca bastante realista, generosa y agarrada a sus costumbres: de mañana y de tarde debía regalar leche; la flaquita Olga se encargaba, a regañadientes a veces. Cuando nos cruzábamos en el campito y no me decía: ¡Hola petizo! era que iba puteando medio en abstracto. del perrito no me acuerdo.

(Pasta de arcilla con celulosa. 16 cmts de altura)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.